domingo, 10 de abril de 2016

POMONA, LA DIOSA CONQUISTADA.

Vertumno.Foto Javier de Frutos



Pomona, diosa romana, protectora de la fruta y de los árboles frutales, jardines y huertas, detestaba la vida salvaje, prefería los jardines cuidados y los campos cultivados. Dicen que era una diosa hermosísima, vivía aislada de todos en su particular mundo, no sentía atracción por ninguna persona, rechazando a todo persona que intentara cotejarla.
Tapices serie Vertumno-Pomona.
Vertumno, dios de las estaciones y de los árboles frutales, conocía su particular carácter, tenía muy claro que nadie se acercaba a ella, pero en su mente solo existía una palabra "conquistarla a cualquier precio"
El Dios se transforma constantemente en persona o seres relacionados con la pasión, pasa de ser un humilde agricultor a esa humilde anciana que un buen día se acerca a ella para felicitarla por las hermosas y deliciosas frutas de sus árboles, consigue abrazarla de buen corazón, y le muestra un olmo enlazado por una vid y le habla del amor de una forma sincera.
Tapices serie Vertumno-Pomona.
Aprovechando la circunstancia le cuenta una bonita historia de amor de Anaxárete, una joven de sangre real cortejada por un joven humilde que termina quitándose la vida por el dolor del rechazo de Anaxárete, no sin antes pedir justicia a los dioses. La joven fue castigada por los dioses y la convirtieron en estatua de piedra.
Al observar Vertumno que Pomona estaba fascinada con la historia, le muestra su verdadero rostro, Pomona sorprendida decide aceptar su firma de amor.
Tapices serie Vertumno-Pomona.




                                                                                     Juanlu Martínez
                                                                                           Por y Para Aranjuez